viernes, 31 de diciembre de 2010

LAST DAY


Hoy termina un año. Un año que para mí, no ha sido muy bueno que digamos... Pero hay algo en mi interior que me dice que el año que esta misma noche, a las 12h empezaremos, será un ¡Gran Año! ¡¡Qué así sea!!


Esta mañana, he acompañado a mi madre a la estación de autobuses. Se va a pasar el fin de año en una casita que hay en plena montaña con su "compañero de camino", (como yo suelo llamar a las parejas, "compañeros de camino", ¡¡me gusta!!)


Minutos antes de que subiese al autocar, nos hemos dado un abrazo. Era uno de esos abrazos que no deseas que terminen nunca. De esos abrazos que te llenan de energía. De esos abrazos que por unos segundos, hacen que te olvides del resto del mundo. De esos abrazos en los que sólo existes tú y la persona a la que estás abrazando.


¡Nos hemos despedido como si fuese para un mes! No es así, volverá el día 3 por la mañana, (pero claro, ya será el año que viene... y esta vez no estaremos juntas desde los primeros minutos del nuevo año...)


Más tarde, he acompañado a mi padre a trabajar. Tenía para un par de horitas, así que me he ido a una cafetería, tranquilita y acogedora, cuyos dueños son una familia de lo más dulce y amable.


He traído un libro para ir leyendo y una libreta. Y aquí me encuentro ahora, con mi cafetito con leche calentito al lado, buena música de fondo y disfrutando de estas líneas que estoy escribiendo.


En la mesa que tengo justo delante, hay una pareja joven (entre 25 y 30 años), con un carrito en el que duerme plácidamente su bebé. Tiene poquitos días de Vida. Va vestido de azul celeste. Parece un angelito... Podría estar mirándole horas y horas... no me cansaría...

Con ellos, en la misma mesa, otro chico, de la misma edad que los padres del bebé. La pareja con entusiasmo cuenta lo bien que ha dormido esta noche el peque, ¡6 horas del tirón!


Justo al lado de la puerta de la entrada de la cafetería, está sentado, solo, un señor mayor. Qué por cierto, ¡tiene una cara de bueno que no se la acaba!

Sopla el café con leche que le acaban de servir y de una manera lenta y suave lo va removiendo con la cucharilla. Saca un periódico y se dispone a leerlo.


Una chica (que por el uniforme, creo que es peluquera), acaba de sentarse en la barra, frótandose las manos por el frío que hace en la calle, pide dos cafés solos para llevar. Habla amigablemente con el dueño y se desean feliz año y que el que viene, sea mejor. (Yo también lo deseo...)



·······································································



Una vez, alguien me dijo: - Eres muy observadora, ¿verdad? - Y sí, así es, me gusta observar a la gente, imaginarme como serán sus vidas... Siempre lo hago... Ahora en esta cafetería, en el autobús, en el metro, en la cola del supermercado, por la calle... Y sí, lo reconozco, ¡¡me fascina!!



······································································



A vosotros, que escribís bajo la luna llena. A vosotros que entráis sólo a leerme, a todos vosotros y a vuestros seres queridos, os deseo un FELIZ AÑO NUEVO, lleno de sueños cumplidos y de experiencias que nos hagan crecer más como personas. ¡La Vida es un regalo y yo voy a disfrutar de ella! ¿Te vienes?




4 comentarios:

Angelosa dijo...

Claro que me voy contigo Lunita, hay que disfrutarla y vivirla a tope, como si fuera el ultimo día que nos quedase, yo también presiento que este año será mejor y mas importante, pero si no es así firmo para que sea como el que se acaba de marchar por lo menos de mi parte.¡¡¡FELIZ 2011!!!, con el deseo de todo lo mejor del mundo para ti. Un abrazo.

andylonso dijo...

Yo también te acompaño. Las buenas compañías son las que le hacen a una la vida un poquito más fácil.

Estoy segura de que el año nuevo te traerá muchas cosas bonitas, así que ten siempre los brazos abiertos, bien abiertos, para recogerlas todas y que no se escape ninguna ¿vale?.

Un abrazo lunita, ¡Felices Fiestas!

africa dijo...

A ver si se te va a ocurrir irte sin mi, que yo también voyyyyyyyy!

Ojalá este sea TU AÑO!

AFRICA04

Velvetina dijo...

La mayoría de la gente va por este mundo nuestro como dormida, sin darse cuenta de lo que sucede a su alrededor… me agrada que tú seas capaz de ir por tu camino con los ojos bien abiertos, porque todas las respuestas a nuestras preguntas las tenemos frente a frente.

Un fuerte abrazo

Velvetina

Publicar un comentario