sábado, 21 de noviembre de 2009

Otoño

Estamos en otoño. Se habla de que las diferentes estaciones del año, afectan a nuestro estado de ánimo, a nuestro ritmo de vida… Me he informado sobre este tema, es interesante. Así que a continuación os dejo dicha información. A ver que os parece.



¿Cómo nos afecta el otoño?

Para algunos el otoño es una estación nostálgica, donde los colores en la naturaleza, y hasta un aire más limpio en las ciudades nos conduce camino del invierno, es una estación donde pueden darse largos paseos, ahora además existe el breathwalking', osea andar con unas pautas de meditación por lo menos de 30 a 60 minitos, junto a ejercicios de estiramiento y respiración.

Vuelven los colores oscuros a nuestro vestuario, al compás del otoño, y es cuando mucha gente dice no aguantar los días grises, con viento, con menos horas de luz, y con tardes que en noviembre a las 5 de la tarde se terminan, es cierto que la luz solar influye en el estado de ánimo, el Sol nos da muchas cosas, desde vitamina D, hasta influencia en nuestro estado de ánimo, hasta se le ha relacionado con una acción antidepresiva.

También esto está unido a que desde hace quizás una década, nuestra forma de pensar respecto al tiempo ha cambiado. Todo lo vivimos con mucho adelanto, con muchos planes…

Pongamos la nota positiva en todo esto, de un día oscuro podemos hacer un día agradable dándonos pequeños refuerzos, ponernos pequeñas metas que podamos conseguir y que nos hagan sentirnos bien, darnos un respiro y no acumular actividades por hacer más allá de lo que podemos, ser más flexibles y tolerantes con nosotros mismos y con los demás, apuntarnos al gimnasio o a inglés porque queramos, y quizás hacer planes a más corto plazo que nos producirán menos angustia y sobre todo que sean tangibles.


También las personas que han tenido depresión, ansiedad e incluso dolor crónico se sienten más vulnerables, en este tiempo y puede influir. Pero hay una idea irracional muy corriente donde se pone énfasis en que la mayoría de las cosas que nos ocurren vienen condicionadas por el mundo externo, y nosotros no tenemos casi nada que hacer ante ellas. Esta teoría es una idea irracional, el ser humano puede cambiar muchas cosas tanto internas como externas, el problema está en como lo llevamos nosotros. Intentememos llevar el otoño bien, viendo su parte positiva y haciendo frente a la negativa, con estrategias fáciles de aprender para mantener un mayor autocontrol de nosotros mismos y de nuestro ambiente. En caso de no poderlo hacer solos siempre hay profesionales que te pueden ayudar



En España, el Sol sale por las mañanas un minuto más tarde que el día anterior y por la tarde se va casi dos minutos antes, de modo que el tiempo que el Sol estará sobre el horizonte será tres minutos menor cada día.

El inicio de las estaciones viene dado, por convenio, por aquellos instantes en los que la Tierra se encuentra en unas determinadas posiciones en su órbita alrededor del Sol.

En el caso del Otoño, se da cuando la duración del día y de la noche prácticamente coinciden, lo que recibe el nombre de equinoccio.

8 comentarios:

luciernagadeluz dijo...

Luna Llena, es precioso tu nombre. Gracias por seguir mi luz y sobre todo gracias por tu comentario.Por supuesto que me encantaria que volvieras a verme mi casa es tu casa y siempre seras vienbenida ,seremos grandes amigas seguro.Me he querido poner como seguidora tuya pero no se por que no me deja. Lo intentare la próxima vez que pase a visitarte. Me encanta el otoño es una estación llena de melancolia y con un color que inspira a escribir. Un beso muy grande te enlazo para estar mas cerca de ti.

africa dijo...

A mi el otoño me gusta, huele a hojas secas, castañas asadas y setas, la cuestión es buscarle a todo en esta vida su lado bueno y transformarlo en energia positiva, no dejarnos llevar.
AFRICA04

Catalina dijo...

A mi todo lo que no sea verano me pone de mal humor. No me gusta el otoño ni el invierno, no me gusta el frío y los días cortos. Pero este año es distinto, este año me encanta el otroño, me da igual que llueva y que truene y miro con ilusión la ropa abrigada de premamá, jejeje.

Estoy bien, he estado medio malita el miércoles, jueves y viernes. Estoy de baja, me ha dado una especie de estado gripal. El martes iré a trabajar y ya me encuentro bien. Con mis noches en blanco y mis cosillas pero muy bien.

Besos
Cata

salvadorpliego dijo...

En lo personal me parece esta estacion del tiempo una de mucho colorido... y la disfruto como cualquier otra.

Un gusto leerte y un fuerte abrazo.

luciernagadeluz dijo...

Por fin consegui hacerme seguidora tuya, hay estoy,un beso grande

Jacquie. dijo...

Lunita, que dulces tus palabras...
Te leí, leí tu sueño, un sueño que harás realidad algún dia, y nos lo contarás con muchíma ilusión.
Un abrazo enorme.
Jacquie.

Anónimo dijo...

Hola guapa, soy Menta, gracias por esa soja que me sueles dejar.

No dejes de perseguir tu sueño, no dejes que nadie te lo rompa.
Me alegro mucho de que estés mejor, seguro que encuentras a alguien cuyo sueño coincide con el tuyo.

Un beso.

Menta.

Velvetina dijo...

De cualquier época del año ¡debemos de sacar su mejor esencia!... Del otoño me gustan los colores anaranjados, amarillos u ocres con los que se tiñen los árboles. Del otoño me agrada el ir al campo a recoger setas, retar a mi hija para ver quién coge la más grande o concursar con mi marido para ver quién las cocina más rica. Del otoño escojo el primer encendido de la chimenea, sino es para darme calorcito, ¡sí para asar castañas, boniatos o una chuleta!.

Sé que en esta época tendemos a volvernos tan grises como los cielos, pero esta invitación al letargo es simplemente para acondicionar a nuestros cuerpos. Nuestras cabecitas son las encargadas de que no sintamos bien en cualquiera de las cuatro estaciones, así que ¿por qué ahora no nos volvemos gatitas, nos enroscamos en el sofá y nos arrullamos con una manta?, eso sí ¡es imprescindible dormirse teniendo dulces sueños!.

Un abrazo

Velvetina

Publicar un comentario