jueves, 4 de marzo de 2010

Me dejo llevar...


No es necesario comerse la cabeza a la hora de coger papel y boli y ponerse a escribir. No es necesario, aunque la mayoría de las veces ya tenemos pensado por lo menos algo de lo que queremos plasmar en el papel. Pero hoy no, hoy no es mi caso. Hoy me limito a dejarme ir, a dejar que vayan fluyendo las palabras. Sin ningún tema pensado anteriormente, sin nada que contar en especial... Hoy he cogido papel y boli y me dejo llevar. Como cuando pones música y dejas que ella sola te guíe, te dejas llevar por la melodía. Incluso a veces, cierras los ojos y te sientes flotar y flotar... Te sientes libre... Se te van de la cabeza todas las preocupaciones que puedes tener... Sientes que tu cuerpo flota, que tu mente se deshace de todo lo que te preocupa. Simplemente, te dejas llevar... ¡Qué sensación tan maravillosa!, ¿verdad?


Pues así me encuentro yo ahora mismo, como si esa música sonase de fondo y mi cuerpo empezase a moverse al ritmo de ésta. Como si mi mente estuviese totalmente en blanco, como si mi cuerpo flotase y flotase...


Voy dejando que las palabras salgan de mi mano, sin que ningún tema, ya sea alegre o triste, invada mi mente... Sólo escribo, únicamente eso.


Siempre me ha gustado escribir y siempre he sido consciente de que no es lo que mejor se me da en esta vida, pero me gusta y lo hago. Como tantas otras cosas... me gustan y las hago.


Muchas veces nos sentimos "obligados" a hacer algo, y claro, todo lo que sea una "obligación", no nos gusta...


Imagina por un momento que un día te levantas y piensas: "este día es mío" y durante todas y cada una de las horas que tiene ese día, intentas hacer únicamente eso que realmente te apetece; Llamar a alguien al que quieres y hace tiempo que no se lo dices... O, compras ese pastelillo que tanto te gustaba de pequeña/o y que hacía años y años que no habías vuelto a comer... O coges el coche y te diriges a ese parque, donde de adolescente, pasaste tantos momentos inolvidables... Te sientas en el mismo banco y van pasando todos esos momentos por tu mente y de repente te das cuenta de que estás sonriendo, estás sintiendo esos momentos mágicos como si los estuvieras viviendo en ese preciso instante... O vas a ver a tu amiga y le dices todo lo que significa para ti... O coges un libro que tenías "abandonado" y lo recuperas de nuevo, te pierdes en su lectura como hacía tiempo que no lo hacías... O te metes en la cocina y te tiras allí toooda la tarde preparando una cena exquisita para sorprender a tu pareja sin nada que celebrar, sin ningún motivo especial, sólo para hacerle saber todo lo que le quieres y lo bien que estás a su lado... O coges un papel y un boli y te dejas llevar... como hoy he hecho yo...


¡Tenemos nuestra vida en nuestras manos, solo tenemos que dejarnos llevar para vivirla intensamente!


Besos y hasta pronto.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola guapa!

Es cierto, a veces el escribir nos libera, sobre todo cuando escribes con el corazón y te vas dejando llevar.

Espero que sigas mejor, ya sabes… te tienes que dar tiempo y perdonarte siempre.

Un abrazo.

Menta.

Lalunallena dijo...

Menta, no sabes el alegrón que me he llevado al verte por aquí!!
Sigo con altibajos... pero estoy en ello... El tiempo lo cura todo y en breve estaré de nuevo al 100%.
Gracias por entrar a visitarme.
Un fuerte abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Viernes, de nublados, corazones rotos, caminos y esperanzas... Siempre es un placer pasar por tu espacio. Y ver tu cosillas.

Saludos y un abrazo enorme.

Jacquie. dijo...

Luni, así es amor.

Que lindo lo que te dice Menta, que razón tiene.

Besos amiga jejeje.
Jacquie.

luciernagadeluz dijo...

Bellas letras amiga. La escritura es una de las formas mas bellas para expresar sentimientos que con la voz no te sientes capaz a veces. Un beso grande

andylonso dijo...

Todas deberíamos tener al menos un rato todos los días para poder dejarnos llevar no te parece?. EStamos tan absorvidas por los quehaceres cotidianos que nos olvidamos de nosotras mismas, y , de repente, te llega un día como el de hoy, en que puedes abandonar el mundo exterior y recrearte en tus momentos de libertad. La sensación es estupenda. Lo lamentable es que tengamos solo un momento así de vez en cuando. Tendría que haber una ley natural que nos dijera: TODOS LOS DIAS UN MOMENTO PARA MÍ ¿no crees?, aunque quizá entonces no disfrutaríamos tanto de ese día como el que hoy tienes. Un beso.

mirandoelmar55 dijo...

Lalunallena,es tan facil como eso,dejarse llevar,con musica,en compañia,en soledad,al escribir.Me alegro de que estes mejor,poco a poco,lo conseguiras.Un beso.


menchu_

Publicar un comentario