miércoles, 6 de mayo de 2009

"Una buena lección"

Un estudiante universitario salió un día a dar un paseo con su profesor, a quien los alumnos consideraban su amigo debido a su bondad para quienes seguían sus instrucciones.


Mientras caminaban vieron en el camino, un par de zapatos viejos y supieron que pertenecían a un anciano que trabajaba en el campo de al lado y que estaba a punto de terminar sus labores diarias.

El alumno le dijo al profesor:
- Hagámosle una broma; escondamos los zapatos y ocultémonos detrás de esos arbustos para ver su cara cuando no los encuentre.

El profesor le respondió:
- Mi querido amigo, nunca tenemos que divertirnos a expensas de los pobres. Tú eres rico y puedes darle una alegría a este hombre. Coloca una moneda en cada zapato y luego nos ocultaremos detrás de los arbustros para ver como reacciona cuando las encuentre.

Eso hizo y ambos se escondieron.



El hombre pobre, terminó sus tareas y cruzó el terreno en busca de sus zapatos. Al deslizar el pie sintió algo adentro, se agachó para ver que era y vio la moneda. Le dio la vuelta y la volvió a mirar. Luego miró a su alrededor pero no veía a nadie. La guardó en su bolsillo y se puso el otro zapato. Su sorpresa fue doble al encontrar la otra moneda. Sus sentimientos le sobrecogieron; cayó de rodillas y levantó la vista al cielo agradeciendo en voz alta, hablando de su esposa y de sus hijos que no tenían pan y que gracias a una mano desconocida no morirían de hambre.

Al estudiante se le llenaron los ojos de lágrimas y se quedó profundamente afectado.

- ¿No estás más complacido ahora que si le hubieses gastado una broma?

El joven respondió:
- Usted me ha enseñado una lección que jamás olvidaré. Ahora entiendo algo que antes no entendía: es mejor dar que recibir.


Besos a todos y hasta la próxima.

7 comentarios:

ISIUS dijo...

Ojalá aprendamos todos esta lección...me gustó mucho.
Un besazo

Pinocho dijo...

... PRECIOSA LECCIÓN!!

africa dijo...

LUNA que bonita historia! ojalá hubiera mucha gente así èn el mundo que dieran alegrias a los más necesitados.
Como haces para poner varias fotos entre el texto?.
AFRICA04

ion-laos dijo...

la satisfacion de hacer feliz a alguien no tiene comparación,bonita historia guapetona, un besote

Adara dijo...

Joo !! una lección curiosa y a la vez te hace pensar..y claro que es mejor dar que recibir...y sino que se lo pregunten a los reyes magos si no están contentos con su labor..o no??(je,je).

saludos y muackkksss

Salegna dijo...

Que historia tan bonita, en verdad es más gratificante dar que recibir, es una sensación de estar haciendo las cosas bien.
Me ha gustado mucho, besos para ti.

Angelosa dijo...

Me gusto mucho cuando la lei, y me ha encantado que me lo recordases, siempre es mejor dar que recibir, es maravilloso sentirse bien cuando lo haces, por lo menos yo me siento así.

Un besazo

Publicar un comentario