martes, 14 de julio de 2009

Despertares...

Normalmente me cuesta mucho despertarme. En mi época de cole, me costaba un montón levantarme de la cama… me sonaba el despertador y a veces ni lo oía… Siempre acababa viniendo mi madre y al no hacerle ni puñetero caso, lógicamente, acababa enfadándose y con razón la pobre… Y claro, me levantaba prácticamente todas las mañanas, con un insoportable mal humor, aunque no tardaba mucho en pasarse…

Ahora me pasa algo distinto, (es cierto lo que dicen que con la edad, vamos cambiando en algunos aspectos), pues bien, ahora lo que me pasa es que levantarme no me cuesta tanto, pero despertarme… bufff… despertarme me cuesta un montón de montones. Yo me levanto, me preparo mi cafetito, (siempre tengo que tomarme un cafetito recién levantada, no hay un solo día que no lo haga, ¡lo necesito!)


Pues eso, me tomo mi cafetito y acto seguido desayuno, normalmente leche con cereales, (exceptuando los findes, que puede ser: un gofre con chocolate caliente por encima… mmmm… a veces un buen bocadillo de chistorra… a veces un café con leche con madalenas… Todo depende de lo que en ese momento me apetezca).
Bueno, que me estoy desviando del tema y estoy profundizando demasiado en la comida y me está entrando un hambre quepaqué… A lo que iba, me cuesta despertarme, ya me puedo tomar el café, desayunar, que la mayoría de días, ha pasado una hora o más y aún no “arranco”… ¡¿por qué será que me cuesta tanto, leches?! Ah, y durante este proceso, el de despertarme, no me hables mucho ni hagas demasiadas preguntas que entonces es cuando te puedo mandar al “carajo”.


Luego están también las mañanas que me levanto y me da la sensación de que no he descansado nada, y a lo mejor he dormido toda la noche de un tirón ¿eh? Pero a saber lo que hago esas noches entre sueños para no descansar ná de ná.


Eso sí, los días que tengo que levantarme pronto por alguna razón fuera de lo normal, (como por ejemplo, ir a Barcelona, ir a un bodorrio, si viene alguien de la familia o algún amigo a pasar el día o el finde), sólo entonces, me levanto encantada de la vida… (con sueño, claro está), pero no me cuesta nada “arrancar” y voy un buen rato con una sonrisa de oreja a oreja…






7 comentarios:

Adara dijo...

Pues a mí me pasa lo contrario, en verano me despierto antes y con mas vitalidad, en la cama tengo calor en seguida.

En invierno en cambio es distinto, con el frio me da pereza salir de la cama....

saludosssss!!!

Velvetina dijo...

Me temo que tú eres como mi abuelo, pues él mismo nos decía que para despertarle teníamos a atizarle con una vara larga desde lejos por si acaso… Ja, ja, ja.

Nos cuesta muchas veces despertarnos, pero a mí me suele suceder cuando he soñado algo tan bonito que por más despertadores que suenen ¡¡¡lo único que pretendo es volver a introducirme en ese bello sueño sin remedio!!!... Lástima que no puedan ser todas las noches, ¿verdad?.

Un abrazo

Velvetina

africa dijo...

Yo me despierto con mucha facilidad pero a la vez muy cansada, me cuesta arrancar y tengo tambien mi media horita en la que no me pueden preguntar, pero de nada eh?, luego poco a poco cargo las pilas, pero el despertar es lo peor,me gustaría hacerlo como bien dice VELVE en su blog, he visto que lo has leido, eso de despertar cuando el cuerpo te lo pida, lo mismo si es temprano como tarde, que nadie te achuche para hacerlo, pasear tempranito aunque sea por la calle, que por la playa en mi caso es dificil, ir sin agobios! que dificil, con todo lo que tengo a las espaldas! me canso nada más pensarlo, pero luego pienso que algún dia cuando ya todos salgan del nido recordaré estos despertares con añoranza, así que nada, disfrutar los dias como se pesenten y ya está, no queda otra, de todo se aprende y todo lo que una haga merece la pena, un beso guapa.
AFRICA04
(Te dejé un correo hace un momento)

Angelosa dijo...

Que suerte que tienes, a mi me cuesta dormirme y no me cuesta despertarme, me encantaria volver unos años atras cuando me acostaba y enseguida caia y para despertar necesitaba una orquesta, ahora si no es con pastillita no hay tu tia. Será la edad que ya no perdona jajaja. Un besazo guapetona

ion-laos dijo...

Me levanto antes de que suene la alarma del despetador,sólo duermo unas horillas...8 horas en la vida, no sé qué eso, ni con pastis, ni con ná,eso si,recien levantada ni me hables,que no me funciona la neurona todavia, y enseguida a desayunar mi café bien negro y sin apenas azucar,si no, no soy persona, y me levanto con unos pelossssss!!!! jajajaja, un besito

Jacquie. dijo...

LUNITA,me encanta leete.Mira,yo madrugo todos los dias,trabaje o no.Me cuesta levantarme pero me hago un café(nespresso)que te lo recomiendo por cierto es cómodo,rápido y lo más importante rico rico...y no veas como me despierta.Luego viene el bajón de la cafeína,eso suele pasar,así que nada si el sueño me puede,me tomo otro café alo largo de la mañana claro!.El que nos cueste despertarnos es porque ya sabemos más o menos cómo va a ser el dia...¿la monotonía?,pero el finde ¿te pasa eso tambien?,a mi nó,es como tu cuando tienes bodas o te vas a Barcelona.AH espera que vuelvo a leerte y dices que el finde no te cuesta arrancar jajajaj,(pues como a mi).
LUNITA,creo que cuando nos ilusiona mucho algo,nos carga las pilas!con un buen café y un buen dasayuno,de esos de mesa puesta,con zumito, tostaditas,periódico,aroma de café uhmmmes lo mejor.¿bocadillo de chistorra?jajaja,a mi me gusta un buen trozo de queso manchego curado!!.

LUNITA,gracias por tus palabras en mi blog,y por dedicarme esa canción tan linda.
Me ha gustado mucho tu beso.Yo te mando otro fuerte fuerte!
Muackssssss.
Jacquie.

toñi dijo...

Ay, quien pudiese quedarse en la cama hasta que no tuviésemos nada de sueño, eso si que seria darse la vida padre. A mi también me cuesta levantarme, pero luego al salir a la calle es un lujo sentir el frescor de la mañana y aprochecharlo hasta que llega el terrible calor que nos está pegando ahora mismo

Un besito

Publicar un comentario